La robusta impresora, la cual puede ser utilizada para imprimir tarjetas a color en uno o dos lados en 24 bits, funciona a alta velocidad: se pueden procesar hasta 160 tarjetas de plástico en color en una hora. Si se imprimen de los dos lados, pueden ser procesadas hasta 100 tarjetas por hora.

Los módulos opcionales incluyen diversas tecnologías de codificación, desde la banda magnética a chips de contacto RFID como Mifare o Legic.
Gracias a la tecnología de retransferencia avanzada, las tarjetas de plástico con cualquier superficie pueden imprimirse fácilmente en alta calidad. Además, la impresora utiliza una nueva tecnología que impide que la tarjeta se doble.

Las interfaces USB y Ethernet ofrecen una conexión versátil al ordenador, mientras que el área para los papeles y los cartuchos de tinta son diseñadas para hacer los remplazos rápidos e intuitivos.

Hay un cartucho extraíble para el cargador de tarjetas, el cual puede contener hasta 250 tarjetas en un modo seguro y libre de polvo.

Con estos cartuchos, diferentes versiones de tarjeta pre-impresa pueden, por ejemplo, ser almacenadas en una forma conveniente; los cartuchos tienen una manivela para moverlos fácilmente.

Desde una tarjeta de fidelidad a un documento oficial de identificación, la Nisca PR-C201 ofrece una calidad de impresión excepcional y es rápida, fiable y asequible.