Para un cliente en específico JDI necesitaba desarrollar un sistema para monitorizar remotamente la ubicación de una serie de remolques en continuo movimiento en las zonas de carga y descarga (los remolques llenos se retiran y se dejan en su lugar otro vacíos). El número de remolques en uso suele rondar los 300 por lo que es muy difícil tener una idea global de su posición.

Con la ayuda de nuestros técnicos y después de varios test y pruebas de eficacia para el caso particular del cliente se ha determinado una solución que incluye el uso de módulos GP8 para la lectura de chip de proximidad RFID y etiquetas de proximidad (discos de plástico que contienen el chip RFID para ser leído a distancia por medio de la radiofrecuencia).

En cada remolque se ha adherido una etiqueta RFID protegida por un disco ABS, un plástico muy resistente apto para condiciones climáticas extremas. Cada etiqueta RFID posee un código de identificación único asociado al remolque a través del que la empresa puede detectar inequívocamente cada remolque. 

En el cable de conexión entre el camión y el remolque, cerca del conector, se ha instalado el módulo GP8 de lectura de etiquetas RFID. Cada vez que el remolque se engancha o desengancha se lee la etiqueta RFID. La lectura de la etiqueta se envía a la central de control del remolque y a través de la red GPRS se envía a un ordenador de la sede central de la empresa, mostrando la posición geográfica exacta del remolque (GPS), y la fecha y la hora de cuándo se ha producido el enganche y desenganche de este.