Illy Caffè necesitaba controlar el acceso al área de investigación y desarrollo con el objetivo de garantizar la máxima seguridad garantizando a la vez un acceso cómodo para las personas habilitadas.  El problema se ha resuelto con el terminal de control de acceso iGuard LM520-FSC dotado de un lector de la huella digital y de tarjetas de proximidad y con una video cámara de la AXIS.

Al área de investigación y desarrollo pueden acceder los investigadores y los estudiantes en prácticas de la universidad. Dado que esta zona tiene un gran valor para la compañía surgió la necesidad de garantizar que las personas no autorizadas no podrían acceder. A la puerta para acceder al área restringida se le ha incorporado una cerradura eléctrica que se controla a través del terminal de control de acceso iGuard. Este dispositivo verifica las autorizaciones de acceso de las personas leyendo su huella digital memorizada en la tarjeta de proximidad RFID que posee cada trabajador y que es automáticamente transferida al iGuard. Una vez recibida, si la verificación ha obtenido un resultado positivo el terminal para el control de acceso envía una señal a la cerradura eléctrica abriendo la puerta. 

Como otra de las ventajas del sistema iGuard podemos evidenciar una función que resuelve el problema de la Ley de la Privacidad: es posible memorizar la huella dactilar en el chip de la tarjeta de proximidad evitando tener que almacenarla en una base de datos gestionada por terceros.

Otra de las características principales del terminal de control de acceso iGuard, en este caso registrada como patente internacional, es la presencia en su interior de un servidor web que le permite, a través de cualquier navegador conectarse desde cualquier parte del mundo con su procesador y memoria. Esto permite gestionar en tiempo real las autorizaciones de acceso de las personas, incluso para intervalos de horas y días de la semana, consiguiendo también en tiempo real un informe de los accesos.

El último problema era garantizar el acceso al área de personas que no se encontraban regularmente en las instalaciones como puede ser el caso de visitantes o mensajeros. El problema se ha resuelto desarrollando una aplicación que conecta el terminal para el control de acceso iGuard con la webcam de la Axis. Así, cuando un visitante de este tipo pulsa el timbre de la puerta, la  webcam entra en acción enviando a un ordenador la imagen de quién se encuentra ante la puerta. Pulsando un botón de la pantalla del ordenador es posible abrir la puerta.